Cirugías Plásticas

Cirugia estetica

 


Que es la Cirugia plastica?

 

 

Por definición sería aquella rama de la cirugía que se ocupa del cambio o recuperación de las formas. El término plástica proviene del griego y se aplica en el sentido de dar forma. Sin embargo esta acepción es incompleta porque dentro de la cirugía plástica existen ramas que actúan sobre la función y además cierto tipo de intervenciones inciden en lo psicológico y lo social.


¿Para qué sirve la Cirugía Plástica?

La cirugía plástica puede dividirse en dos grandes campos:

CIRUGÍA REPARADORA o RECONSTRUCTIVA y CIRUGÍA ESTÉTICA, Ambas permanentemente ligadas tanto durante la formación del especialista como durante su aplicación en los pacientes.

 

La Cirugía Reparadora Procura restaurar la función y el aspecto físico en aquellas lesiones producidas por: Cáncer de la piel, traumatismos máxilofaciales, quemaduras, pérdida de sustancia en miembros y anomalías congénitas (labios, manos, etc.).



Cirugias plasticas

 


Cirugía Estética:

 

La Cirugía Estética Procura la corrección armónica de ciertas partes del organismo que son por otro lado normales y presentan alguna alteración fuera de los Standard de belleza vigentes en una cultura determinada. En cirugía estética la finalidad es aumentar la autoestima al mejorar la imagen corporal y la percepción personal del aspecto físico.

 

Cirugía Reconstructiva:

Desde el punto de vista académico la cirugía reconstructiva se divide en:

  • Cirugía de Quemados
  • Cirugía de Miembros
  • Cirugía Plástica Infantil
  • Cirugía Oncológica
  • Cirugía Maxilofacial

Cirugía Plástica:

Los procedimientos más frecuentes que se realizan en Cirugía Plástica son:

  • Reseccion y cierre plástico de tumores benignos y malignos de la piel.

  • Tratamiento de los traumatismos maxilofaciales tanto en la fase aguda como de las secuelas.

  • Reconstrucción mamaria post. cáncer de mama por medio de tejidos del mismo organismo o por medio de prótesis.

  • Injerto de piel y otros procedimientos en quemaduras y combinación de técnicas para el tratamiento de las secuelas.

  • Empleo de colgajos e injertos para el tratamiento de perdidas de sustancia en cara, tronco (ej. escaras) y en miembros inferiores (ej. úlceras).